Planta Trepadora

09 de septiembre, 2013 - Novedades - Comentar -

Las lámparas Aim creadas por los hermanos Bouroullec siguen líneas muy estilizadas. Gracias a su diseño divertido y minimalista, estas lámparas de suspensión crean un caótico laberinto de cables que crecen y se desarrollan como si fueran ramas o plantas trepadoras. En este modelo, ambos diseñadores confirman que su fuente principal de inspiración es la naturaleza y su contemplación.

 

 

Lo interesante que ofrece está lámpara además de su atractivo diseño, es que puede ajustarte de mil maneras y satisfacer así todas las necesidades de iluminación. Con una total libertad en el ajuste de la dirección y la altura de la fuente de luz

 

 

A pesar de poder utilizarse individualmente, Aim encuentra su estado apoteósico cuando se multiplica.

Y se independiza de la la tradición proponiendo un sistema de suspensión libre de cualquier concepto de centralidad: la lámpara se podrá posicionar donde se desee, recuperando la conexión eléctrica desde suelo mediante largos cables. La segunda “ruptura estética”, es por tanto de tipo conductual y concierne a los cables en sí. Desde siempre se les enseña a los diseñadores que el cable debe ser escondido o disimulado, pero en éste caso los diseñadores dan un giro y multiplican ésta selva de cables. Cables que suben y bajan, cables que tienen una evidente función estética.

 



Aim no es, en consecuencia, solo una lámpara, sino más bien un preludio de instalación.

Deja tu comentario
Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

5 + 1 =

Últimas entradas

Categorías